Mi descanso
8 marzo, 2018
Calida de vida y el descanso
8 marzo, 2018
Ver todo

La importancia del sueño

El sueño es un proceso fantástico del cual solo recientemente el ser humano ha podido comprender algunos aspectos acerca de qué es, cómo ocurre y para qué sirve, lo que sí ha quedado claro tras largos años de su reciente estudio es su gran importancia en la salud integral de los seres humanos para su descanso y reparación.

Dormir es una actividad que es distinta en todos los seres vivos n cuanto a su estructura, su cómo y su calidad. El mismo acto se caracteriza de la siguiente manera:

  • Se disminuye nuestra conciencia, y la respuesta a estímulos externos.
  • Es un proceso fácilmente reversible a diferencia del estado de coma y estupor
  • Está asociado a inmovilidad y disminución del tono muscular
  • Tiene una presencia regular en el día a día, en cuanto a su ubicación dentro del mismo día y su duración
  • Casi siempre se asume una conducta posiciona a nivel corporal dentro del mismo
  • La falta del mismo conocida como privación genera un malestar diario evidenciado en nuestro comportamiento, generando una deuda dl mismo que es posible recuperar en torno al descanso.

Quizá un de las preguntas más antiguas sobre nuestro sueño es por qué dormimos y para qué soñamos, algunas de estas han sido respuestas hasta ahora como:

  • En nuestro sueño ocurre un restablecimiento y conserva nuestra energía durante el día, convirtiéndose en una fuente importantísima de nuestro descanso.
  • Nuestro sueño elimina de nuestro organismo aquellos radicales libres, que son sustancias que roban nuestra energía
  • Nuestro sueño restaura y regula nuestra actividad cerebral, a nivel microscópico y macroscópico.
  • Nuestro sueño, regula nuestra temperatura, nuestra función metabólica y hormonal.
  • Nuestro sueño activa y regula nuestra reparación corporal a través de nuestro sistema inmune
  • Nuestro sueño permite la creación de sueños importante para nuestros procesos cognitivos, como a memoria, la atención y el aprendizaje, lo mismo que en la regulación de nuestras emociones.

Nuestro sueño además funciona a través de dos procesos que son muy importantes y están en conexión con el funcionamiento de nuestro cuerpo, buscando el equilibro entre todos sus sistema, en el caso del sueño dichos procesos son:

  • Un sistema que permite el equilibrio y que es diferente en cada persona de acuerdo a su fenotipo, dicho proceso regula la duración del sueño y su profundidad
  • Un sistema responsable de la ocurrencia del mismo alrededor del día alternando entre el estado de alerta y el mismo sueño.
  • Un sistema dentro del mismo sueño que alterna la actividad del sueño, dividiendo su ocurrencia en dos tipos de sueño, denominados sueño donde no ocurren movimientos rápidos de los ojos (No MOR), que a su vez tiene dos subprocesos un sueño liviano y un sueño profundo, y un sueño de movimientos rápidos de los ojos (MOR), en donde ocurren nuestras ensoñaciones o sueños.

Al principio de la noche el sueño NoMOR, va a tener una mayor densidad, en él se producen, la mayoría de los procesos de reparación metabólica, y en la segunda parte de la noche va adquiriendo mayor densidad el sueño Mor donde ocurren los procesos de reparación cognitiva.

El sueño con la edad, no tiene la misma duración, los bebés duermen alrededor de 16 horas, regulan su ocurrencia a solo la noche en su periodo mayor al tercer mes de edad, en la infancia alcanza la disminución hasta las 10 horas, en la adolescencia y la vida adulto joven de 8 horas y en la etapa del adulto mayor de 5 a 6 horas. La duración en sus fases también disminuye con la edad.

Te ha gustado estos tip para comprender mejor tu DESCANSO y sus procesos, Síguenos y espera más TIPS de estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *