Dormitorio: Multiespacio del descanso

¿Qué es la nutrición?
22 febrero, 2018
Olores anti estrés: Aromas que relajan
22 febrero, 2018
Ver todo

Dormitorio: Multiespacio del descanso

El término Dormitorio proviene del latin “dormitorĭum”, lugar de descanso. Curiosamente para el griego antiguo, dormitorio era la traducción de “koimeterion”, del castellano Cementerio, puesto que se creía que los muertos sólo “dormían” esperando la resurrección.

Por excelencia el dormitorio es el lugar de descanso preferido de las personas, un lugar diseñado especialmente para el buen dormir y cultivar la intimidad y privacidad con la pareja. Sin embargo, la intimidad que hoy gozamos en estos espacios no era algo habitual hace algunos siglos atrás. Por ejemplo, los jóvenes príncipes de la Edad Media, eran observados por abundantes testigos esperando que consumaran su unión frente a sus ojos. Así como también, la idea de descansar e intimar era impensable en un mismo espacio, así que existían habitaciones diferentes para estas actividades. Cabe mencionar que la nobleza eran los únicos afortunados que podían darse el lujo de tener una habitación, no así la gente más pobre, que en un único espacio se dormía, comía y cocinaba.

A pesar de no gozar con privacidad hasta comienzos del siglo XVII, resultado de una extensa serie de transformaciones en las costumbres y los usos sociales, la idea de decorar estos espacios fue muy importante desde tiempos antiguos. Griegos, pero por sobre todo en la antigua Roma, se adornaban los dormitorios con espectaculares y carísimos mosaicos en los pavimentos y cuadros de gran belleza que representaban emblemas, mitologías, escenas y paisajes. En la Edad Media se decoraban las alcobas de los reyes con alfombras y cortinas bordadas a mano con hilos de oro y seda. Y en el Renacimiento, donde la opulencia entre pinturas, maderas talladas, objetos de plata y bronce, entre otros, ocupaba cada rincón y elemento de la habitación.

Es así entonces como desde la antigüedad, hasta nuestros días, el dormitorio no ha dejado de perfeccionarse y adaptarse a los movimientos culturales y estilos artísticos de la época en cuanto a la decoración y mobiliario.

El estilo que está predominando en el siglo XXI es el de la funcionalidad y el minimalismo. Actualmente, como hemos mencionado en artículo anteriores, la sencillez del minimalismo es exhibido mediante materiales nobles, como es la madera, el mármol y el metal, tales como el cobre y el hierro, éstos junto a los colores claros, como el gris, el blanco y los marrones, acompañados de una abundante iluminación, son las líneas que se deben escoger a la hora de comenzar con el proyecto de decoración del dormitorio, pues todos estos elementos juntos, transmiten serenidad y relajación.

 

La organización y los elementos que componen un dormitorio han sido desde la década de los 30’ siempre la misma. Ésta se compone como es de costumbre por una cama, veladores al costado, en la parte frontal una cómoda para guardar ropa y poner el televisor en su zona superior. Se trata de una organización básica, que se repite el patrón en casi todos los dormitorios de nuestras casas.

Sin embargo, actualmente se han ido incorporando lugares nuevos dentro del dormitorio, puesto que los tiempos han cambiado, y con ello las necesidades y requerimientos también. La habitación hoy no sólo está dedicada a dormir o intimar, sino que también se ha convertido en un lugar de recreaciones más pacíficas y meditativas, como son el leer un libro o el diario.

Se han dedicado lugares específicos dentro del dormitorio para estas nuevas actividades, con sofás y mesas, así mismo, este mobiliario nos permite también la oportunidad de tomarnos un café o un té con dulces a media tarde, o sentarnos a trabajar con nuestro computador. El espectro de actividades se ha ampliado, pero éstas se realizan siempre bajo un marco de ambiente plácido y sereno. Por eso se escoge la habitación, ya que disminuye nuestros niveles de estrés, provocados por la agitada vida moderna del siglo XXI.

Fuente: http://vatiz.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *