¿Cada cuánto se deben lavar las sábanas?

¿Por qué nos enfermamos?
22 febrero, 2018
La cromoterapia
22 febrero, 2018
Ver todo

¿Cada cuánto se deben lavar las sábanas?

La habitación se ha convertido en un santuario de todo lo que tiene que ver con lo personal. Ropa, libros y por supuesto, la cama, este espacio de descanso máximo, el refugio contra el mundo exterior. Lo que no se sabe, es que al estar todo el día expuestos a organismos dañinos, ácaros, tierra, así como las secreciones que nuestro cuerpo bota, se contamina, por tanto, hay que mantenerla limpia, empezando por las sábanas.

 

Los seres humanos, cuando están durmiendo, al año produce 98,4 litros de sudor. Esto, es un factor que hace favorable el hecho de que los hongos y otros seres se reproduzcan o convivan entre las sábanas. Como estudio, la publicación Allergy ha revelado que las almohadas, sobre todo las sintéticas, al ser usadas entre año y medio y veinte años, contienen alrededor de 16 especies diferentes de hongos.

 

Como novedad, se ha dado a conocer un reciente estudio, realizado por Philip Tierno, microbiólogo de la Universidad de Nueva York (NYU), publicándolo en el portal, Tech Insider. El especialista explica “usted lleva consigo a la cama esporas de hongos, bacterias, caspa de animales, polen, tierra, pelusa, agentes finales de lo que sea que estén en las sábanas, material colorante y todo tipo de excrementos del cuerpo, incluyendo sudor, esputo, excreciones vaginales y anales, orina, células de la piel”.

 

Claro que el panorama es desalentador y desagradable, casi aterrador, pero mantenga la calma, porque hay una muy sencilla solución. Tierno recomienda que las sábanas se laven, exactamente, una vez a la semana, porque a la segunda, es cuando usted notará la incomodidad, como los estornudos ocasionados por los microbios liberados. Imagínese si usted sufre de rinitis o asma.

 

Asimismo, Maeve Richmond, fundadora de la empresa Maeve’s Method, especializada en todo lo que tiene que ver con el hogar, dice que las sábanas se deben lavar cada ocho días o dos semanas, pero si hay alguien en la familia que está enfermo, si se duerme desnudo o hace mucho calor, la frecuencia de lavado debe ser mayor.

Fuente: www.kienyke.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *