EL BAÑO


Es un espacio de uso personal pero que es compartido diariamente por todas las personas de la familia, por ello requiere de un buen manejo para la comodidad de todos. Los hábitos de higiene son básicos y la familia pueden crear acuerdos para lograr rutinas que contribuyan al cuidado de este lugar.


Ir a los productos

Definición

El baño se ha convertido en uno de los espacios más importantes de nuestra casa. Este no solo sirve para atender nuestras necesidades fisiológicas, sino que es un lugar para la relajación, la intimidad y la tranquilidad.

Cuando el cuarto es amplio contamos con una gran cantidad de artículos decorativos que nos permiten hacerlo más cómodo y acogedor; sin embargo, cuando el lugar es un tanto limitado en tamaño, parece que se nos agotan las ideas para decorarlo.

Por suerte, existen algunos trucos interesantes para aprovechar hasta el más mínimo rincón, con el fin de darle un toque elegante y moderno.

El cuarto de baño es para muchos el lugar donde iniciamos y terminamos nuestra jornada. En la mañana nos recibe al prepararnos para un nuevo día, y en la tarde es un lugar maravilloso para alejarse del mundanal ruido y descansar, relajándonos con un baño o una ducha caliente.

La importancia de evacuar diariamente

La limpieza es una condición básica para la salud. El aseo diario es algo que admitimos como normal y obvio, pero generalmente no pensamos que el mismo no debe ser sólo externo. La limpieza interna empieza con los alimentos que consumimos, con la ingesta de suficiente agua y muy importante: con las evacuaciones, que deben ser frecuentes y abundantes.

Cuando los intestinos funcionan correctamente, se vacían una o dos veces al día (aunque lo ideal es evacuar cada vez que comemos), las heces son bien moldeadas, salen fácilmente y no tienen un olor intenso. Después de la evacuación, debería tenerse siempre la sensación de haber vaciado bien. Sin embargo, mucha gente evacúa cada dos o tres días, o todavía con menos frecuencia, presenta heces duras o, al contrario, completamente deshechas y de desagradable olor.

¿Qué ocurre en estos casos?

Las materias fecales se acumulan, distienden y deforman los intestinos y, al fermentar y pudrirse, lesionan la mucosa intestinal, que se vuelve porosa. Entonces, en lugar de evacuarse, los residuos son reabsorbidos por la mucosa dañada y se extienden por todo el organismo a través de la sangre.

Si los intestinos funcionan adecuadamente, absorberán sustancias nutritivas, minerales, oligoelementos, agua, y actuarán como filtro ante productos potencialmente tóxicos, así como desechos celulares. De lo contrario, estas sustancias de desecho se acumularán en el propio intestino y serán recicladas nuevamente a la circulación general provocando depósitos en órganos blanco, que serán diferentes según las debilidades inherentes de cada persona.

La orina es muy importante para el correcto funcionamiento del cuerpo humano.

Contiene las toxinas que debemos ir eliminando del organismo. Pero, ¿cómo sé que mi orina tiene el volumen y el color correctos?, ¿Cuántas veces debemos orinar al día?, ¿Cuándo debo acudir al especialista? "Orinar es tan importante porque así el organismo mantiene el equilibrio, tanto de los líquidos como de las sustancias que ya no se deben incorporar a la circulación de la sangre",

En concreto, se trata de un líquido, transparente con tonos amarillentos, que se produce en los riñones y se elimina por el aparato urinario. "Está compuesta fundamentalmente por agua y por sustancias disueltas en la misma que deben ser eliminadas por el organismo. Estas sustancias son, principalmente, la urea, la creatinina, y el ácido úrico procedentes del metabolismo, y otras como las sales minerales (fosfato, potasio, sodio, por ejemplo)", aclara.

Se destaca que no hay una cantidad fija de orina diaria que deba expulsar una persona, sino que todo dependerá del balance de líquidos entre lo que utiliza el organismo, y de la cantidad de agua que se beba al día.

"Si una persona bebe mucho, orinará mucho. Si está enferma, con fiebre (por el aumento de la temperatura corporal), o vomita o tiene diarrea, hará menos pis porque gran cantidad de agua se habrá perdido ya, por la piel, con el sudor, o por el vómito o las deposiciones. Asimismo, si una persona hace deporte y suda, también disminuirá la cantidad de orina siempre que no reponga esos líquidos.

La importancia de una buena higiene en el baño

Si te preguntaran “¿cuál crees que es el lugar más limpio de una casa?” o “¿cuál crees que es el lugar del hogar más libre de bacterias?”, es muy probable que las respuestas más usuales sean el baño o la cocina. Y ciertamente, es lógico pensar de esa manera. En el primero nos limpiamos o desechamos todo lo que ya no nos es útil y en el segundo caso, se trata del ambiente en donde preparamos nuestros alimentos.

Pues aunque no lo creas, estudios recientes han comprobado que el mayor número de bacterias pueden encontrarse justamente en la habitación menos pensada: el sanitario. Así que, es muy importante ser lo sumamente cuidadoso para mantener estos espacios lo más limpios posibles, pues algunos científicos han señalado, por ejemplo, que no es bueno mantener el cepillo de dientes en el mismo espacio donde se encuentra el baño, pues muchas veces hay bacterias flotantes en el aire que terminan incrustadas en las cerdas del cepillo. Sumamente espantoso, ¿no crees?

Orden y limpieza para nuestra salud

A nivel estructural hay muchos aspectos que evitarán la presencia de hongos, entre ellos la presencia de ventanas que lo confieran ventilación natural, preferiblemente ubicadas y orientadas de manera que pueda recibir varias horas de exposición directa a la luz solar. El mayor número de superficies deberían ser de materiales fáciles de limpiar y desinfectar, y en caso de tener superficies pintadas, la pintura debe ser fácil resistente al lavado y los desinfectantes y si puede ser específica para evitar el desarrollo de hongos. Cuanto más ventilado y mayor número de horas de sol tengan los baños menos posibilidades habrá de aparezcan hongos.

El inodoro es el principal foco de crecimiento de bacterias por lo que es muy importante mantener un alto nivel de limpieza y desinfección. Este consejo es más que evidente para la gran mayoría, siendo una práctica bastante habitual, sin embargo pasa desapercibida la importancia de la limpieza de los botes de gel y champú. A menudo quedan restos de estos productos en las tapaderas, que a pesar de ser sustancias con conservantes, estos restos que quedan expuestos, pueden ser objeto de contaminación por parte de hongos y bacterias, por lo que hay que tratar de evitarlos limpiándolos tras finalizar su uso.

Otro aspecto importante es la conservación de los cepillos de dientes. Es habitual que estos se encuentren sin tapar, expuesto a todos los agentes ambientales de la zona. Esto puede provocar que un utensilio cuyo uso implica el contacto con el interior de la cavidad bucal se encuentre repleto de agentes infecciosos. De este mondo es obligatorio que estos permanezcan tapados con una tapa completa y en la medida que sea posible guardo en algún lugar que lo preserve de contacto exterior como puede ser un cajón o una vitrina.

Estos son solo unas pequeñas indicaciones para mejorar la higiene y el orden de los baños, lo cual logrará sin duda evitar efectos no deseados sobre la salud de los habitantes de la vivienda.

Factores que influyen en este espacio

Tu estilo, tu color

Los tonos muy claros son excelentes aliados para lograr que tu baño se vea luminoso, y más amplio. De hecho, la opción que siempre se verá bien es el clásico estilo blanco sobre blanco. Es, decir, estructura en blanco y complementos como espejos, contenedores y adornos en el mismo color o muy similar

Elije elementos de distintas texturas para que se vea más atractivo (un liso total puede resultar plano y aburrido).

Suelo

En lo que se refiere a los suelos para baños y cocinas más resistentes, podemos llegar a dividirlos en tres categorías diferentes: por un lado tenemos las láminas, las cuales hace falta que se corten y son un poco complicadas de posicionar. Por otro lado están las Baldosas, las que hay que cortar y son fáciles de instalar y por último los Tablones, los que al igual que las baldosas se tienen que cortar y se pueden instalar fácilmente.

El suelo de los baños y cocinas puede ser instalado a partir de distintos tipos de métodos como por ejemplo el Autoadhesivo, la Tarima Flotante o con cemento

.
Fácil de limpiar.

Tener en el baño pisos porcelanatos o cerámicas te ayudarán a mejorar la limpieza, son productos asépticos y fáciles de limpiar.

Una opción interesante en el momento de escoger el color del piso del baño es irse hacia tonos medios como el gris o café con el fin de evitar que se vea sucio, los colores blanco o negro tienen a ser muy difíciles de mantener limpios.

Almacenaje

Tener un cuarto de baño amueblado de forma adecuada es clave para resolver los problemas de falta de espacio tan comunes y, en ocasiones, también posibles problemas de desorganización o desorden. Los muebles para este tipo de espacios, tanto los armarios que pueda haber, las encimeras y el espacio bajo-encimera o estantes que se puedan incorporar no requieren de demasiado espacio pero sí de una buena planificación y diseño. Con un buen planteamiento inicial, podremos elegir el elemento de almacenamiento más adecuado para aprovechar hasta el último rincón de la estancia ya que, no nos engañemos, lo habitual es que no vaya muy sobrada de metros cuadrados.

El objetivo que perseguimos con estos muebles o elementos de almacenamiento no sólo es hacer el baño más funcional sino que el conjunto quede armonioso y permita una propuesta decorativa integral y agradable